masgrandesqueunoszapatos

Los ojos más grandes que unos zapatos. Eso fue lo que me dijo y así es como se supone que los tenía. Imagino que se refería a que tenía los ojos enormes, entonces era una niña y ¿cómo iba a saber el hombre que ahora mis ojos son más bien pequeños y que cuando sonrío casi desaparecen por completo?  Ya nada tienen que ver con el tamaño de unos zapatos. Pero resulta que me hizo tanta gracia lo que me dijo que he decidido convertirlo en el nombre de mi blog.

Quizás la frase tenga  algo que ver con lo que escriba en el futuro o quizás no; nada es 100% seguro, las cosas cambian tanto…, para muestra de ello mis ojos, que han pasado de tener la dimensión de unos zapatos a la de unos garbancitos. Puede que hable de eso, de cómo cambian las cosas en la…

Ver la entrada original 32 palabras más

Fracciones de segundo.

Fracciones de segundo. Eso es lo que hoy nos ha salvado de un buen susto o del mayor de los “sustos” a mis amigos y a mí.

En el momento del “susto” nos hemos asustado todos un poco, como es lógico por la gravedad del asunto, pero enseguida hemos vuelto a bromear y a charlar intentando pasar del tema. Luego en frio (yo por lo menos) me he puesto a pensar en todo lo que podría haber pasado si no hubiera sido por esas fracciones de segundo que he mencionado antes. Miles de imágenes se me han pasado por la cabeza mientras pisaba el freno con todas mis fuerzas y todas mis esperanzas puestas en no colisionar ni contra el camión ni contra la mediana. Miles de imágenes pero no muchas caras diferentes, miles de imágenes llenas de buenos momentos, miles de imágenes de las mejores sonrisas de mis más cercanos, miles de imágenes de recuerdos buenos, miles de imágenes de cuando yo era un niño rubio y con pelo “champiñón”, miles de imágenes de estos últimos años tan buenos, miles de imágenes de estos últimos meses tan malos, miles de sonrisas de mi hermano Lander, miles de imágenes de 3 personas muy importantes en mi vida.

Fracciones de segundos han hecho que ahora mismo este pensando en esas imágenes o recuerdos, fracciones de segundo han hecho que pueda (y podamos) seguir disfrutando de mi familia y amigos, de la playa, de los paseos, de la música, de las fiestas, de las buenas tardes al sol con la mejor compañía que se puede tener y pedir, de eternas charlas (o monólogos), de eternas sonrisas, gestos, palabras, llantos.

No podría estar pensando esto si no fuese por esas fracciones de segundos que a mí y mis amigos nos han salvado de un “buen susto”. Me da pena, porque a otras personas esas fracciones de segundo no les salvaron de sufrir un “gran susto” .

Que cada uno piense lo que quiera, yo pienso en vivir la vida mucho y bien, sobre todo BIEN, que al fin y al cabo es lo mas importante.

Puedo dormir tranquilo

Soy un fan de la radio, es mi método para conciliar el sueño y si no, me sirve como método de distracción hasta que Morfeo me atrapa y hace que me pierda mi programa preferido, la Parroquia del Monaguillo. Este programa es un programa hecho por y para “frikis”, lo confieso, estoy enganchadísimo, no me pierdo un programa, y si me lo pierdo, lo escucho al próximo día en internet.  Me he comprado los dos libros que han sacado y me los devoré en unos días (con lo poco que me gusta leer…).Los sigo en facebook y hoy mismo he ido a ver el monólogo de SERGIO FERNANDEZ (el monaguillo). Hoy he cumplido mi sueño, ver a este pequeño – gran personajillo y sacarme una foto con él.

Puedo dormir tranquilo.

Os dejo una pequeña perlita de este gran monologuista.

David Hasselhoff:

Esta mañana cuando me he despertado me comportaba raro, me puse a hablar con mi reloj Casio y le decía; <<Kitt, ven a recogerme>>. Por lo visto soy David Hasselhoff, un ex policía contratado por la fundación para la ley y el orden (como FAES pero más en serio). Conduzco un coche modelo Yola Berrocal, porque va tuneado y me chupa mucho.

¿Y las pintas qué? ¡Qué mal lo estoy pasando! Michael Knight es un hortera de mucho cuidao: parece que me he peinado con un ventilador, llevo una chupa de cuero y unos pantalones tan pegaos que me los tengo que quitar con un cúter…

Conducir el coche fantástico es muy complicado porque el Kitt te habla, el GPS te habla, el manos libres te habla, y de pronto en la tele del salpicadero aparece el jefe, el Devon, y también te habla, que además se asusta: <<Hombre,  Michael!>>. ¿Cómo que <<hombre Michael>>, si me has llamado tú, mamon? Al final el coche parece una reunión de Tupperware.

Por la tarde me voy a la playita pero no a juntarme de nivea, sino de socorrista buenorro. Mi misión es corretear por la arena a cámara lenta. En esta playa nadie sufre cortes de digestión porque en esa playa nadie come bocadillo de tortilla, ni juega a las palas en la orilla, ni llega la familia de 20 personas con los parasoles, no: Aquí no ocurre eso, en esta playa solo hay tías buenas a porrillo, que pienso yo que hay un tío a la entrada de la playa con un inflador para inflarles las tetas, que tienen más silicona que la junta de los cristales de las torres KIO.

Espero que os haya gustado! Duchaos que sale económico!

y todo sigue igual…

El Madrid gana por pegada y orden pese a no ser muy vistoso, pero al fin y al cabo ese es el ADN que inculca Mourinho a todos sus equipos.

El Pepteam gana (como siempre), pero con algo más de dificultades, hay que decir que jugaba contra un Valencia en estado de gracia. Un Xavi a medio gas hizo ver la luz al final del túnel a los culés.

La Real pierde como siempre, muchos fallos tontos y poco acierto arriba.

Asique podría decir que para mí todo sigue igual…

una carta para mi hermano.

LOS TRES MOSQUETEROS.

Éramos 5, ahora 4 pero en nuestros corazones, recuerdos y pensamientos siempre lo tendremos presente. Él, todavía está aquí, su ropa, sus colonias, su móvil, su mochila, sus apuntes… todo está como aquel día, aquel día en el que todo cambio para estas 4 personas, fue el punto de inflexión de nuestras vidas. Desde esa noche todo ha cambiado, lo ves todo diferente,  y piensas en muchas cosas que pudiste hacer con el (y eso te hunde) pero también piensas en todo lo que podías haber hecho con el en el futuro, y eso… eso hace que tengas ganas de tirar para adelante y hacer en familia las cosas que a él le hubieran encantado hacer.

Él es mi hermano, mayor que yo, era el mediano, era la persona que tenía como referente, como modelo a seguir (con todos los respetos a mi hermano mayor). Los dos éramos deportistas y nos encantaba discutir sobre futbol, preferiblemente del Madrid, ya que los dos éramos forofos de ese club que tantas noches nos dio de alegría y de decepción, pero eso era lo de menos y lo digo ahora (me arrepiento de no habérselo dicho nunca). Lo que me encantaba era ver los partidos con el. Como los 3 mosqueteros siempre hemos estado juntos en casa, juntos comíamos, discutíamos reíamos desquiciábamos a los aitas…

Él ya no esta en casa, no lo veré más cuando llegue de clase sentado en la mesa, no oiré más sus ronquidos, no podre insultarle, no podre pedirle consejos, no podre pedirle cosas, no podre mangarle ropa, no podre ver como se hace mayor y muchísimas cosas más que no puedo seguir nombrando porque rompo a llorar.

Me gustaría no terminar nunca este texto porque hace que me sienta bien escribir sobre él (y por el he abierto este blog, como txoko para desahogarme) pero tengo que salir a la calle a seguir con mi vida como el lo hubiera hecho si unos energúmenos no le hubieran quitado la vida de golpe a él, y en parte a nosotros 4, y como no, a su novia.

Él, es Lander, mi hermano, mayor que yo y estoy orgullosísimo de él y saco pecho de cómo vivió la vida, de lo listo que era, de lo deportista que era y de lo guapo que era.

TE HECHO DE MENOS.